Autor Tema: Las 10 experiencias que no te puedes perder en Finlandia  (Leído 59 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado pitufet

  • Administrador
  • Miembro
  • *****
  • Panel de agradecimientos
  • -Tu has dado: 167
  • -Tu has recibido: 11
  • Mensajes: 133
  • En la Farmacia del Amor.....
Las 10 experiencias que no te puedes perder en Finlandia
« en: Agosto 07, 2019, 04:42:25 pm »
Quien busque descubrir el alma de este país, entre Suecia y Rusia, debe dirigirse a la Región de los Lagos, un territorio prácticamente lacustre, de cerca de cinco mil kilómetros cuadrados, salpicado de miles de lagos alrededor de uno inmenso, Saima, con infinitos recovecos y catorce mil islas.



Las tradicionales casas rojas finlandesas SHUTTERSTOCK

Tres parques nacionales repletos de una fauna fascinante, docenas de mansiones construidas durante la dominación de los zares, cientos de cabañas donde alojarse, una gastronomía local sorprendente, el ritual de la sauna y hasta escuchar una ópera en una imponente fortaleza medieval. Todo esto y mucho más ofrece la región finlandesa de los lagos. Estas son 10 experiencias que no hay que perderse durante el viaje:

1. Asomarse al refugio de una diva

La top model Saimi Hoyer ha convertido esta antigua residencia de guardabosques de uno de los rincones más alucinantes de esta región, en su propio refugio pero también en el que quizás sea el hotel más exclusivo de Finlandia. El huésped se siente como un invitado más entre los amigos de la diva que suelen improvisar conciertos, recitales de poesía o actuaciones teatrales. Mandada construir por el zar Nicolas I, a mediados del siglo XIX siempre ha alojado viajeros. Ahora es posible quedarse en la casa grande pero también en distintas edificaciones mucho más sencillas, en el entorno del lago.

2. Almorzar con el 'Tio Vania'

La región de los Lagos fue durante siglos parte del Imperio de los Zares y todavía quedan en pie muchas de las mansiones construidas por grandes familias rusas, ahora reconvertidas en hoteles restaurantes. En alguna, como la preciosa Tertti Manor You are not allowed to view links. Register or Login parece que el tiempo se hubiera detenido antes de la Revolución de 1917 y pudieran estar esperando al 'Tio Vania'. Son buenos sitios para conocer la cocina local donde nunca falta vendace, un pescado exquisito que vive en los lagos, o Särä de Lemi, el sabroso cordero que se suele incluir como plato principal. Otras mansiones que vale la pena conocer son Kyyhkylä Manor, Kekkola Manor, Kylälahti Manor o Löytö Manor.



3. Buscar focas de agua dulce

El lago de Saimaa guarda celosamente toda un serie de especies únicas de pasado marino que al quedar atrapadas después de la glaciación en este entorno de agua dulce se adaptaron a sus nuevas condiciones. La más curiosa es la foca anillada de la que sólo se conservan unos cientos de ejemplares y que se puede ver en el entorno del Parque Nacional de Linnansari. Desde varios puntos del lago se organizan safaris para buscar a estos simpáticos e inteligentes mamíferos dando la oportunidad de explorar la idiosincrasia del parque y ver otros de sus habitantes, como el águila pescadora. Una experiencia que suele durar unas tres horas pero que también se puede convertir en una actividad para todo el día.

4. Conocer la sauna más ecológica

Para los finlandeses la sauna es casi una religión. Una actividad que practican cada vez que pueden y a la que se tiene acceso en los lugares más insospechados, incluyendo la noria del puerto de Helsinki. En la Región de los Lagos casi todas las cabañas incluyen una, hay barcos con sauna incorporada, pero quien desee conocer el complejo de saunas más extraordinario por su carácter ecológico y por la distintas posibilidades que se ofrecen, es el del Resort Järvisydän, que forma parte de una posada que fue fundada hace cinco siglos y que ha estado en manos de la misma familia durante doce generaciones. Por otro lado es el lugar perfecto para alojarse si se viaja con niños.

5. Encontrar tu isla ideal

Hay miles de islas en este entorno pero quizás las más singulares son la que se encuentran en el distrito de Puumala donde es posible encontrar tu propia isla y alojarte en una típica cabaña finlandesa. Se puede hacer contando con los servicios de un hotel como es el caso de del Sahanlahti Resort, que cuenta con una casa grande pero también con cabañas en islas o atreverse con algo más salvaje como lo que se ofrece a través de You are not allowed to view links. Register or Login. La experiencia exige coger algún ferry y estar preparado para vivir una experiencia muy alejada del mundanal ruido aunque siempre con sauna incluida.



6. Alojarse en una cabaña de diseño

Aunque la mayoría de las cabañas de Saimaa y su entorno presentan unas características muy similares, dominando el color rojo y una distribución casi minimalista que se ha mantenido durante generaciones, desde hace unos años se está dando la oportunidad a jóvenes arquitectos para que renueven el diseño de esta vivienda tradicional. El mejor ejemplo es el que ofrece Anttolanhovi , uno de los alojamientos más exclusivos de la zona donde es posible alojarse en dos tipos de cabañas rabiosamente contemporáneas pero que se funden perfectamente con el entorno. Se ofrece además la posibilidad de contar con cocinero propio.

7. Recorrer los jardines de Mikkeli

En los alrededores de Mikkeli, la principal población de la zona, se puede disfrutar de deliciosos jardines adaptados a esta climatología que durante el verano florecen de forma espectacular. El más importante es el que se encuentra en Kenkävero, la antigua casa del gobernador de la región que es además el edificio histórico de madera de mayores dimensiones del país. Funciona como museo pero también como restaurante. En la misma zona vale la pena conocer otros, como Anjan Puisto, donde se pueden conocer muchas de las especies de la región, o Naisvuori, un curioso parque en torno a una torre del agua, en una colina.



8. Buscar arte rupestre

En el corazón del Parque Nacional de Kolovesi se ha encontrado el conjunto de pinturas rupestre en una sola roca de mayores dimensiones de toda Escandinavia. Se han identificado unas ochenta, esperando que sean declaradas pronto Patrimonio de la Humanidad. Están fechadas en el Neolítico y representan tanto animales, como personas y objetos. Lo más interesante del yacimiento de Astuvansalmi es quizás la forma de alcanzarlo. Se puede hacer a través de excursiones en barco por el lago pero también siguiendo preciosos senderos a través de bosques de abedules y abetos.

9. Vivir una noche de opera en un castillo

Desde 1912 todo melómano que se precie pero también todo viajero en busca de sensaciones únicas, tiene cita durante el mes de julio en la inexpugnable fortaleza de San Olaf, en una isla cercana a Savonlinna, para vivir una de las experiencias operísticas más alucinantes del planeta. Cuentan con su propia compañía que estrena una nueva versión de El Barbero de Sevilla de Rossini, pero en cada edición tiene invitados especiales, como este año la Scala de Milán que trae I Masnadieri de Verdi o la Wiener Volksoper que presentará Die Fledermaus de Strauss.



10. Broche de oro en Helsinki

No debes abandonar el país sin ver su capital. Si es la primera vez que visitas Helsinki no hay que perderse la Catedral, la Plaza del Mercado frente al mar o los museos Kaisma de arte contemporáneo y el Atheneum la casa grande del arte finlandés. Pero si ya se conoce, hay muchas novedades como el Amos Rex Museum, que alberga una extraordinaria colección de arte contemporáneo, o la fastuosa Biblioteca Oodi, que funciona como un centro de ocio, o Löyly, la nueva sauna de diseño en el puerto. Además hay sorpresas gastronómicas, como la que ofrece Chapter, con sus menús sorpresa. Y para alojarse, vale la pena probar el Hotel Katajanokka, ubicado en la antigua cárcel de la ciudad.